Estudio sobre el “Tejido Social” en la situación mundial actual

EL PROBLEMA



(click para ver mas grande)
Nos parece que la hipótesis de la crisis social y mundial que hemos sostenido en el tiempo, se ha venido cumpliendo y que avanzamos hacia un oscurecimiento creciente. No sabemos qué podrá ocurrir con el ser humano de continuar el proceso en esta dirección. Una característica de esta crisis es el proceso de desestructuración, que ha ido generando la ruptura de los vínculos y la descomposición del tejido social. Las instituciones y formas de organización social de la etapa anterior, ya no responden a los fines que declaran y así, millones de individuos van quedando aislados. Algunos, buscan infructuosamente recomponer lo que alguna vez conocieron, mientras las nuevas generaciones, por su parte, responden generando subculturas. En todos los casos se trata de intentos compensatorios. Aparecen entonces los nacionalismos; los fundamentalismos; las barras deportivas; las pandillas; las tribus urbanas; las bandas delictivas; etc., como intentos de organización y recomposición de vínculos que permitan cierta identidad común y operatividad conjunta. Hasta las evolutivas integraciones regionales se ven afectadas de una suerte de chovinismo, cuando dejan de comprender su papel en un sistema de integración creciente y mayor. El tejido social está desestructurado. Los vínculos tradicionales fueron barridos y comienzan a ser reemplazados. Esto acarrea desequilibrios psíquicos para quienes buscan apoyarse en un paisaje anterior, si no existe respuesta de adaptación creciente.










Ver Estudio Completo

Ceremonia de Compromiso Etico

Lector:

Estamos en un mundo en el que muchos están dispuestos todavía a vender su conocimiento y su saber para cualquier finalidad. Esto ha llevado a cubrir nuestro planeta con máquinas de muerte. Otros han utilizado el propio ingenio para inventar medios con el fin de manipular, acallar y adormecer la conciencia de la gente.

Pero también están, en distintas latitudes, los hombres y mujeres que utilizan la Ciencia y el Conocimiento para superar la miseria, el hambre, el dolor y el sufrimiento, para dar voz y confianza a los oprimidos.

Hoy, en los comienzos del tercer milenio, la supervivencia de la Humanidad está amenazada y sobre nuestra Tierra se cierne una pesadilla de violencia, guerra y hecatombe nuclear.

Por ello, expresamos hoy nuestro compromiso de utilizar los conocimientos sólo para el bienestar y el desarrollo del ser humano.

Asistentes:

Elijo y me comprometo
a impulsar el desarrollo del conocimiento
por encima de lo aceptado como verdad absoluta.
Me comprometo a aplicar este conocimiento
sólo para el bienestar del ser humano,
para la superación del dolor y del sufrimiento.
Lector:

El buen conocimiento lleva a la justicia.

El buen conocimiento lleva a la reconciliación.

El buen conocimiento lleva, también, a descifrar lo sagrado en la profundidad de la conciencia.

Hacemos un llamamiento desde aquí a todas las universidades, colegios, institutos de investigación, organizaciones sociales y culturales, para que se instituya este compromiso ético, a fin de lograr que el conocimiento se utilice sólo para vencer el dolor y el sufrimiento, para humanizar la Tierra.

¡Para todos Paz, Fuerza y Alegría!

Presentación Libro: "Silo el Maestro de Nuestro Tiempo"

Pensador profundo. Guía espiritual. Impulsor de un movimiento social y político internacional. Referente de
la No Violencia. Escritor latinoamericano de influencia mundial.
Cada una de estas categorías ha sido utilizada para definir a Silo y a la vez ninguna de ellas puede abarcarlo por sí sola.
En su nuevo libro, la escritora chilena Pía Figueroa prefiere mostrarlo como “El Maestro de Nuestro Tiempo”.

“Han sido pocos los grandes Maestros de la historia humana”, dice. “Ellos surgen en tiempos especiales y sus coetáneos no siempre advierten ante quién están. Es más, habitualmente ha ocurrido que los contemporáneos tienen dificultades para apreciar sus enseñanzas o las degradan. Como ponen en tela de juicio las creencias de la época aguijoneando al espíritu, salen al paso los defensores del sistema y se genera una fuerte reacción de rechazo a sus propuestas. Quizá sea esa misma hostilidad, justamente, uno de los indicadores de la grandeza de un Maestro.”

La obra, editada por Virtual Ediciones, recoge cuarenta relatos con los que la autora busca perfilar a Silo como el Maestro espiritual que en esta época puede abrir nuevos horizontes.
Pía Figueroa comenta la fina mezcla de anécdotas y magistral sabiduría que nos hace compartir con sus historias: “Por mi parte, comencé a estudiar a Silo a los quince años y lo conocí poco después. Si tuviera que definirme en una sola palabra, diría que soy siloista. Como discípula, muchas veces tomé apuntes e hice anotaciones de lo que pude entender de su doctrina. Esos cuadernos manuscritos han dado origen a estos relatos breves.”
“La idea” – comenta Sebastián Odasso, uno de los organizadores del evento – “es pasarla bien, pero sobre todo, dar a conocer una señal que puede ser el inicio de una experiencia transformadora para quien no conoce a Silo o  lo conoce superficialmente.”